Reino Unido prohíbe embarcar móviles y tablets

Level, la nueva Low Cost de Iberia
17/03/2017
Descubre los lugares donde se rodó Juego de Tronos
28/03/2017
Mostrar todo

Reino Unido prohíbe embarcar móviles y tablets

El Gobierno de Reino Unido ha prohibido la introducción de teléfonos, ordenadores y tabletas de un determinado tamaño como equipaje de mano en vuelos procedentes de Turquía, Líbano, Jordania, Túnez y Arabia Saudí, en una medida similar a la anunciada horas antes por la Administración de Estados Unidos.
El portavoz de la primera ministra británica, Theresa May, ha confirmado que no se permitirán en cabina los aparatos electrónicos de más de 16 centímetros de largo, 9,3 centímetros de ancho y 1,5 centímetros de grosor. El Gobierno de Reino Unido, al igual que el de Estados Unidos, ha esgrimido que se trata de medidas “necesarias” y “proporcionadas” para garantizar la seguridad en el transporte. Las restricciones afectarán a ocho aerolíneas británicas y seis extranjeras, según la cadena BBC.

Por su parte, el Gobierno de Francia está evaluando la posibilidad de
prohibir la introducción de teléfonos, ordenadores y tabletas de un determinado tamaño como equipaje de mano en vuelos procedentes de algunos países, siguiendo así las medidas anunciadas previamente por la Administración de Estados Unidos y, poco después, el Gobierno británico. El Ministerio de Transportes galo ha señalado que una medida de este tipo es un asunto que se está “siguiendo”, si bien todavía no existe ninguna decisión en firme, según ha indicado el despacho del secretario de Estado de Transportes, Alain Vidalies, al diario ‘Libération’.

La Administración de Donald Trump también anunció este martes la imposición de nuevos controles sobre los aparatos electrónicos que pueden llevar los pasajeros que viajen a Estados Unidos desde diez aeropuertos situados principalmente en Oriente Próximo y el norte de África en respuesta a una amenaza terrorista no especificada.
El Departamento de Seguridad Interior de EE UU requerirá a los pasajeros procedentes de aeropuertos en Jordania, Egipto, Turquía, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, Marruecos y Qatar que facturen los aparatos electrónicos más grandes que un teléfono móvil como tabletas, DVD portátiles, ordenadores portátiles y cámaras. En este caso, los aeropuertos afectados por las medidas se encuentran en Amán, El Cairo, Kuwait, Doha, Dubai, Estambul, Abu Dhabi, Casablanca (Marruecos), y Riad y Yedá, en Arabia Saudí. Todos estos países son de mayoría musulmana.

Fuentes oficiales han aclarado que la decisión no tiene nada que ver con los esfuerzos de Trump para imponer una prohibición de viaje a seis países mayoritariamente musulmanes. La portavoz del Departamento de Seguridad Interior ha defendido que el Gobierno “no va contra naciones específicas”. El 6 de marzo, Trump firmó una orden ejecutiva revisada prohibiendo a los ciudadanos de Irán, Libia, Siria, Somalia, Sudán y Yemen viajar a Estados Unidos durante 90 días. Dos jueces federales han suspendido parte de la prohibición, argumentando que es discriminatoria contra los musulmanes. Trump ha prometido apelar al Tribunal Supremo de ser necesario.

En estos aeropuertos operan nuevas aerolíneas que vuelan directamente a ciudades de Estados Unidos unas 50 veces al día y que incluyen a Royal Jordanian Airlines, Egypt Air, Turkish Airlines, Saudi Arabian Airlines, Kuwait Airways, Royal Air Maroc, Qatar Airways, Emirates y Etihad Airways, según fuentes gubernamentales.
Las aerolíneas tienen hasta el viernes para acatar con las nuevas restricciones que estarán en vigor de forma indefinida. La medida no afectará a ninguna aerolínea estadounidense puesto que éstas no vuelan directamente a Estados Unidos desde dichos aeropuertos, según las fuentes, que han aclarado que sí afecta a los ciudadanos estadounidenses que vayan en dichos vuelos.

Las autoridades no han aclarado por qué las restricciones solo se aplican a los viajeros que llegan a Estados Unidos y no a aquellos que realizan esos mismos vuelos desde aeropuertos estadounidenses con destino a estos aeródromos. El Departamento de Seguridad Interior, que sí permitirá los aparatos médicos aprobados, ha indicado que las medidas “seguirán en vigor hasta que la amenaza cambie” y no ha descartado ampliarla a otros aeropuertos si las circunstancias cambian.

En un comunicado, el departamento ha señalado que “busca equilibrar los riesgos con los impactos para los viajeros y que ha determinado que los teléfonos móviles y los smart phones serán permitidos por ahora”. Las nuevas restricciones han sido provocadas por informaciones de que grupos terroristas quieren introducir artefactos explosivos en aparatos electrónicos, según explicaron fuentes oficiales este lunes. En un comunicado, el Gobierno indicó que está “preocupado por el interés continuado de los terroristas en atacar a la aviación comercial, incluidos nodos de transporte en los dos últimos años”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies