Los 10 lugares más imprescindibles que ver en República Dominicana

Perú · País de tesoros escondidos
13/02/2018
15 destinos ideales para disfrutar de la Semana Santa en España
02/03/2018
Mostrar todo

Los 10 lugares más imprescindibles que ver en República Dominicana

La primera ciudad europea en las Américas da el toque histórico a un país que ha sido tocado por la varita especial de la Naturaleza

Cuando Cristóbal Colón comenzó a construir la primera ciudad europea en el Nuevo Mundo, poco podía imaginar lo que sería República Dominicana unos 500 años más tarde. A ese legado colonial que hoy se puede admirar en la capital del país (Santo Domingo), se suma el legado que dejó, mucho antes que los europeos, la Madre Naturaleza.
Hablar de República Dominicana es hacerlo de playas, islas, aguas turquesas, ballenas jorobadas, corales, selva, lagunas, cuevas e, incluso, del pico más alto del Caribe.

1. Ciudad Colonial de Santo Domingo

Cuando ves los folletos turísticos de República Dominicana, las playas y selvas acaparan la mayoría de las fotografías que aparecen en ellos. Es normal, son de las que te llaman a disfrutarlas durante días o semanas.

Sin embargo, entre los mejores lugares que visitar en República Dominicana destaca uno que no tiene nada que ver con todo eso. La capital del país, Santo Domingo, aún conserva las edificaciones que formaron parte de la primera ciudad fundada por los europeos en las Américas.

La práctica totalidad de estos monumentos se hallan en la zona llamada la ‘Ciudad Colonial', parte más antigua de Santo Domingo.

Paseando por sus adoquinadas calles peatonales – trufadas de cafeterías, restaurantes, bares y tiendas de souvenirs -, encontrarás el Alcázar de Colón (residencia del virrey Diego Colón, hijo del descubridor), la Catedral Primada de América (la más antigua de América y consagrada al papa Julio II en 1504), la Casa del Cordón (primera casa de piedra de dos plantas construida por los europeos en América y que albergó a grandes personalidades, como Francisco de Garay, gobernador de Jamaica), el Monasterio de San Francisco (primer monasterio del Nuevo Mundo, construido por la orden franciscana en 1508), la Fortaleza Ozama (primera construcción defensiva de las Américas, finalizada en 1508) y la Puerta de la Misericordia, primera puerta de acceso a la ciudad de Santo Domingo.

Hay muchas más iglesias, conventos, fortalezas, casas de piedra y antiguos edificios que albergaron organismos oficiales de los españoles en las Américas. Podrás pasar horas, si no días, recorriendo esta zona, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Pasea por la Ciudad Colonial de Santo Domingo y deja que el poder de la máquina del tiempo te absorba en uno de los mejores lugares que ver en República Dominicana.

2. Punta Cana

Cuando un magnate americano sobrevoló en avioneta la zona de selva y playas que formaban Punta Borrachón (nombre original de Punta Cana) vio aquel paisaje embriagador como una gran oportunidad de negocio. Inicialmente, se pensó en talar parte de aquella selva interminable para exportar la madera a Puerto Rico. Sin embargo, el visionario americano Frank Rainieri fue algo más allá: reconoció aquel lugar como un paraíso con un gran potencial turístico.

Corría el año 1970, y solo se podía acceder a Punta Cana por mar o aire. Se construyó un pequeño aeródromo y, más tarde, carreteras. Los grandes grupos hoteleros, como Barceló, desembarcaron poco después y edificaron grandes ‘resorts de todo incluido’.

Hoy en día, Punta Cana es uno de los mejores destinos caribeños en cuanto a la relación calidad/precio.
Los adoradores del sol disfrutan, durante una o dos semanas, de algunas de las mejores playas que ver en República Dominicana, mientras piden que les traigan otro cóctel o deciden qué nueva actividad acuática están dispuestos a probar ese día.

Además, al caer la noche, la zona se transforma en una especie de Sodoma y Gomorra de la fiesta nocturna. Discotecas como 'Coco Bongo', 'Imagine' (una discoteca dentro de una cueva) y Oro Nightclub se llenan cualquier día de la semana.

A la mañana siguiente, los fiesteros dormirán su resaca en las arenas de playas como Bávaro, Arena Gorda o Cabeza de Toro.

3. Península de Pedernales

En la Península de Pedernales se encuentran algunas de las atracciones naturales más vívidas que ver en República Dominicana. Sin embargo, el ratio de turistas en esta parte del país es sorprendentemente bajo.

La sublime playa de Bahía de las Águilas, la Laguna Oviedo (de agua salada), el Parque Nacional Jaragua, el bosque nublado de Cachoté y el Parque Nacional Sierra de Bahoruco (uno de los mejores espacios del mundo para la observación de aves) son algunos de sus mejores lugares.

4. Isla Saona

La isla más grande que ver en República Dominicana es Saona. Se encuentra frente a la costa de la provincia de Altagracia – englobada en el Parque Nacional Cotubanamá - y es una de las excursiones de un día más típica entre los turistas que llegan a los resorts de Punta Cana.

Sin embargo, intenta no contratar uno de esos 'tours', sino vivir Isla Saona de forma independiente. En su superficie de 110 km² encontrarás bosques semi-húmedos, matorrales, manglares y bosques salados. Además, en sus lagunas costeras y grandes extensiones de arrecifes coralinos encontrarás una gran diversidad de vida marina, aves y reptiles.
Llevas gafas de bucear y tubo, y disfruta de las tortugas marinas.

A la hora de comer, habla con los habitantes de los dos pueblecitos de pescadores que habitan en Saona. Ellos viven de la pesca y te podrán ofrecer el mejor pescado que vas a probar en República Dominicana.

5. Pico Duarte

Entre las cosas que hacer en República Dominicana tienes la oportunidad de ascender al pico más alto de las Antillas. No está nada mal.

Con sus 3.087 msnm, el Pico Duarte te ofrece el mejor mirador que visitar en República Dominicana. Es la estrella de la Cordillera Central – principal región montañosa de República Dominicana, con sus 250 km de longitud – y está rodeado de varios picos que superan los 2.600 msnm, como Pelona Grande, Pelona Chica, Pico del Barraco y Pico del Yaque. Si te gusta el senderismo, ascender a la cima del Pico Duarte será la mejor travesía que hacer en República Dominicana. La subida principal al Pico Duarte comienza cerca de la presa de Sabaneta, a unos 20 km al norte de la población de San Juan de la Managuana.
La ruta llevará tres días, pudiendo dormir en refugios. La primera noche la pasarías en el refugio del Alto de la Rosa. La segunda, en el de Macutico. El tercer día harías cima y descansarías en el refugio de La Comparición. El camino discurre por campos de cultivo hasta los 1.500 msnm, para pasar luego a densas extensiones de pino criollo. Además, cerca del Duarte nacen los dos ríos principales de República Dominicana: Yaque del Sur y Yaque del Norte.

6. Parque Nacional Los Haitises

En el noreste del país se encuentra un paisaje que, si le añades unas aguas turquesas, parece salido de la película ‘Avatar’. Montículos kársticos de hasta 30 metros de altura emergen de todos lados. Del mar, de la tierra, de las lagunas. Y todos ellos están cubiertos por vegetación. Difícil de explorar para el hombre moderno, los Haitises es una zona selvática en la que sí consiguieron asentarse los taínos, nativos de la isla antes de la llegada de los europeos. De hecho, ‘haitises’ significa ‘tierras altas’ en la lengua taína. Puedes disfrutar de los Haitises y su belleza a pie, en kayak o en un paseo en barca. No te pierdas las cuevas de La Arena y La Línea, fíjate en el mar por si aparecen los delfines y contrata un guía que te muestre las diferentes especies de reptiles y aves, y conozca dónde se encuentran las pinturas taínas en las rocas. Sin duda, se trata de uno de los más bellos lugares naturales que ver en República Dominicana.

7. Península de Samaná

El Parque Nacional de los Haitises es solo una de las joyas naturales de las muchas que presenta la Península de Samaná.

Sus playas son tan bellas, o más, que las de la zona de Punta Cana, pero, a diferencia de estas, las de Samaná están menos explotadas turísticamente. Playa Bacardí, Playa Punta Popy y Playa Las Galeras son algunas de ellas.

Tampoco puedes perderte la impresionante cascada del Salto del Limón. Se trata de un salto de agua de unos 40 metros de altura al que se llega tras una caminata de 2,5 km por la selva.

Paseos a caballo, buceo, senderismo y tirolina son algunas de las actividades que puedes hacer en Samaná. Sin embargo, si consigues cuadrar tu viaje entre los meses de diciembre y marzo, podrás asistir a uno de los mejores espectáculos naturales que ver en República Dominicana: el paso de las ballenas jorobadas por las aguas de la Bahía de Samaná.

Prueba también los magníficos mangos, las papayas y las piñas de los puestos de los mercadillos de Las Terreras o Santa Bárbara de Samaná, los pueblos más grandes de la península.

8. Isla Catalina

Dicen los amantes de las playas que las de la Isla Catalina se encuentran no solo entre las mejores que visitar en República Dominicana, sino también del mundo.
La segunda isla más grande del país – solo por detrás de Saona – se encuentra a un par de millas de La Romana, en el sureste del país, y no tiene más de 15 km², pero en ese espacio dispondrás de tres playas impresionantes: Este, Oeste y Norte.

La Oeste es la playa más desarrollada y recibe un buen número de turistas cada día.

Isla Catalina, al formar parte del Parque Nacional del Este, está deshabitada y sus aguas son ideales para la práctica del esnórquel y el buceo.

9. Los Tres Ojos

Los Tres Ojos es uno de esos lugares a los que el turismo en masa aún no ha llegado.
Se trata de una cueva que adquiere su nombre por las tres lagunas subterráneas que se hallan en su interior: Lago de Azufre, Lago de las Damas, y La Nevera. Además, este último conecta con un cuarto lago exterior, llamado Zaramagullones, el más hermoso de todos.

El sendero, tanto dentro como fuera de la cueva, está rodeado de vegetación selvática y la mejor hora de visita es sobre las 8:30 de la mañana, por su buena iluminación solar que arranca los mejores tonos de cada uno de los lagos.

10. Las Terrenas

Con tanto atractivo natural, son pocos los núcleos urbanos que visitar en República Dominicana. A parte de Santo Domingo y su legado histórico, Las Terrenas es uno de ellos.
Situada en la bella Península de Samaná, Las Terrenas era, hace no demasiado tiempo, una pequeña y rústica villa de pescadores. Ahora, ofrece una cara que se aproxima más a un pequeño pueblo francés o italiano. La “culpa” es de la mezcla de nacionalidades de la gente que vive en Las Terrenas.

No han sido pocos los viajeros que quedaron atrapados por la belleza de las playas y la tranquilidad de la península de Samaná. Al quedarse a vivir aquí, han creado un lugar donde la mezcla de estilos está a la orden del día. Hoteles a pie de playa, restaurantes de cocinas de todo el mundo y una variada y divertida vida nocturna completan la estampa de Las Terrenas.

Si deseas realizar una reserva online para disfrutar de estos 10 increíbles lugares en República Dominicana y beneficiarte de descuentos exclusivos
solo para nuestros clientes , haz click a través del siguiente link:

¡Organiza tu ruta con WBT!

O bien si deseas que World Business Travel te organice una ruta personalizada a tu gusto, contacta con nosotros:

World Business Travel
C/ San Josep, 6
08291 Ripollet Tel: 93 586 35 80
Email WBT

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies