TOP

Fin de Año en todo el Mundo

Muchas son las tradiciones y distintas las formas de celebrar el último día del año, desde tomar las 12 uvas hasta los clásicos fuegos artificiales, de Madrid hasta Sidney, grandes y pequeños celebran con alegría e ilusión la llegada de un nuevo año. A continuación recogemos las diez tradiciones a cada cual más curiosa con las que despedir el año a lo largo y ancho del planeta.

Festival Pohutukawa en Nueva Zelanda


Pasar estas fiestas en el hemisferio sur y estar entre los primeros en recibir el 2017 es de lo más especial. Los «kiwis», como se denominan localmente los neozelandeses, tienen su propia versión del árbol de navidad. Y es que en estas tierras con el buen tiempo florece en diciembre el Pohutukawa, un árbol de origen maorí, una alternativa local al tradicional abeto navideño que marca la entrada del verano en el país. Sus brillantes flores rojas son tan especiales que hasta cuenta con un festival en su honor; una semana de festejos que recibe el nombre de Pohutukawa Festival que se da lugar en la península de Coromandel, al norte de Nueva Zelanda. Para participar en esta celebración que se adelanta al fin de año y se desarrolla entre el 19 de noviembre y el 5 de diciembre, sin nieve ni frío, recomendamos un alojamiento de vistas y entorno espectaculares: Why Worry en Coromandel Town. También ellos reciben en el año con algo rojo, y es que durante la semana del festival se celebra la Red Hot Party, donde la costumbre en vez de decorar el árbol consiste en adornarse uno mismo con las flores rojas del Pohutukawa.

Fuegos artificiales en el Puerto de Sidney – Australia


Los australianos también están entre los más tempraneros en recibir el nuevo año, en concreto el Puerto de Sidney es uno de los lugares más espectaculares para recibir el Año Nuevo. Cada año de un millón de personas participan en las celebraciones y eventos públicos más grandes del mundo. Y es que en los momentos previos a la medianoche del 31 de diciembre, Sydney se transforma en un espectáculo de color. El Puente del Puerto se ilumina con un deslumbrante despliegue de fuegos artificiales. Es un lugar privilegiado y una tradición que merece la pena experimentar al menos una vez en la vida. Para no perderse detalle de la celebración y desplazarse a pie sin complicaciones, nada como alojarse en uno de los hoteles más próximos a la zona del puerto: el Harbour Rocks Hotel Sydney MGallery Collection. De ser así, uno no debería perderse una de sus tradiciones deportivas más populares: la regata Sydney-Hobart que tiene lugar cada año en el Boxing Day, el 26 de diciembre. Una tradición que comenzó siendo un crucero entre amigos ha llegado a convertirse en una de las regatas más importantes del mundo.

Ojete peludisimo

Año Nuevo, nueva vida en Japón


El Año Nuevo es probablemente la fiesta más importante del año en Japón. Hasta 1873 el país estaba siguiendo el calendario chino, pero a partir de esa fecha ha adoptado el calendario gregoriano y por lo tanto hoy celebran el Año Nuevo en el nuestro igual día. Para los japoneses el final del año tiene un fuerte valor simbólico, ya que tradicionalmente se considera cada año como algo en sí mismo, así que con el final de un año, cierran con todo sobre él y pueden comenzar una “nueva vida”. Antes del 31 de diciembre en todas las casas, las personas hacen las limpiezas del final de año, para eliminar toda la “suciedad” del año anterior y estar limpios para el nuevo año. Otras costumbres muy populares son el otoshidama, es decir dar dinero a los niños y adolescentes, por lo general hasta que terminen la escuela secundaria, y el nengajo, que es el envío de tarjetas de felicitación a todos sus amigos y familiares. Esto se ha convertido en un deber social, desde el que los japoneses no pueden escapar, y en los días alrededor del Año Nuevo, los Correos de Japón incluso emplean a más personal con el fin de asegurar la entrega de todas las cartas el 1 de enero. 

La noche del Fin de Año se pasa generalmente con la familia, se come juntos, juega y ve la televisión. En particular, existe un programa muy popular que desde 1951 es transmitido por la NHK: Kohaku Uta Gassen, un programa de entretenimiento donde varias bandas, la más popular del año que está por terminar, desafian entre sí, y termina poco antes de la medianoche. Después de la medianoche, los templos budistas hacen sonar 108 tañidos de campana, un evento simbólico que “expulsa” a los 108 pecados originales de la religión budista, y mucha gente va a los templos y santuarios para la primera visita del año, mientras que otros irán el día siguiente.

El Año Viejo Ruso


El Año Nuevo es antes que nada una fiesta familiar, y se celebra en familia. En los últimos días de diciembre, en casa se planta y se decora el árbol de navidad, que puede comprarse en una tienda de abetos o simplemente cortarse en el bosque (para esto es obligatorio tener un permiso). El árbol permanece tradicionalmente hasta el 13-14 de enero, día en que se celebra en Rusia el Antiguo Año Nuevo. El dicho más conocido dice: “tal y como empieces el Año Nuevo lo pasarás”. Por eso se reúnen todas las fuerzas posibles para recibirlo alegremente con los amigos y familiares.

Pedir deseos es un elemento importante de la Nochevieja. Se dice que hay que asegurarse de que se cumplan los deseos más profundos formulados durante la Nochevieja. Hay una manera de formular los deseos que garantiza al 100% que se cumplan. Apenas el reloj da las 12 se debe escribir el deseo en un papel, quemarlo, esparcir las cenizas en una copa de champán y beberlo.

La fiesta empieza alrededor de las 23 horas, la familia se sienta a la mesa de la fiesta. Poco antes de las 12 se brinda “por el año viejo”. A las 12 menos cinco, por la televisión y la radio, en todos los canales se retransmite la felicitación de Año Nuevo del presidente de Rusia, luego se enfoca la torre Spaskaia del Kremlin con su campanario, el reloj da las 12, se escucha el himno nacional, todos beben champán y se felicitan unos a otros el Año Nuevo. ¡Son los minutos más alegres y emocionantes del año! Muchos ciudadanos después salen a la calle, lanzan fuegos artificiales, encienden bengalas. En las plazas de las ciudades, en el árbol principal, se instalan escenarios con canciones, bailes, el pueblo festeja hasta el amanecer. ¡Para la mayoría esta noche es realmente inolvidable!

Fin de Año bajo cero en Finlandia


Los fuegos artificiales marcan el cambio del año, y con un poco de suerte, en la zona norte del país, los visitantes podrían gozar de los fuegos naturales más hermosos con las luces del norte, la aurora boreal. En Helsinki los ciudadanos se concentran en Nochevieja para dar la bienvenida al nuevo año, y los fuegos, la música, el baile y el bullicio animan la celebración. En casas, bares y restaurantes corre el champán. Pero la tradición más importante es la predicción de la fortuna venidera, revelada por objetos escondidos bajo las tazas o echando estaño fundido en un recipiente de agua, y una vez solidificado, interpretando la forma resultante del metal.

El 6 de enero es festivo en Finlandia, y aunque no se celebra de un modo especial, sirve para ir acabando con los platos navideños, quitar los adornos e irse haciendo a la idea de que las navidades han terminado. ¡Hauskaa Joulua!

Puerta del Sol y las Uvas de la Suerte en Madrid


En España, la tradición de Nochevieja más extendida es la de las uvas de la suerte cuyos orígenes se remontan a principios del siglo XX aunque algunos lo datan de finales del anterior. Son muchas las teorías que se tienen al respecto del nacimiento de esta tradición, pero la más extendida es la de dar salida a un excedente de uva; convirtiendo la ingesta exprés de las 12 uvas de la suerte al compás de las campanadas en una tradición indispensable para cualquier español que quiera tener 12 meses de suerte para el año entrante. Por supuesto esta noche no pueden faltar prendas de ropa interior roja y la buena compañía de amigos y familiares. Y es que la gran mayoría de los españoles celebran la Nochevieja junto a sus seres queridos y siguen la retransmisión de las uvas desde sus casas. Los más atrevidos se acercan a la Puerta del Sol en la capital del país para tomarlas junto al resto de turistas y visitantes que se acercan al lugar popular por excelencia. Para los turistas españoles y extranjeros que quieran vivir de cerca la esencia de esta popular tradición, lo mejor es alojarse en alguno de los hoteles del centro, como el Madrid Sol, para poder brindar con las uvas sin tener que conducir.

Fin de Año a remojo en Rio de Janeiro


Rio de Janeiro es la ciudad maravillosa, una mezcla de playas paradisíacas, montañas, selva, y todo en un mismo sitio. Pero si preguntamos cuando es el mejor momento para visitar Rio de Janeiro, seguramente nos dirían que durante el famoso carnaval de Rio y sobre todo en fin de año. El fin de año en Rio de Janeiro es una de las fiestas más conocidas del mundo e incluso sobrepasa en popularidad a los carnavales. Conocida también como Reveillon, es la noche más esperada del año y a Rio llegan turistas de todas partes del mundo, todos con el mismo objetivo de vivir una de las mejores noches de su vida. El fin de año en Rio es una explosión de alegría y de sensaciones, que no vamos a olvidar fácilmente.

Durante los días previos a la Nochevieja la ciudad de va llenando poco a poco, y en zona sur, donde encontramos las principales playas como Copacabana e Ipanema cada vez se hace más difícil transitar por aquí, debemos recordar que en el hemisferio sur, estamos en pleno verano y el tiempo es perfecto para pasar todo el día en la playa. Rio de Janeiro se va vistiendo de gala y aunque en cualquier punto de la ciudad encontraremos festividades, pero es en la playa de Copacabana donde se celebra el fin de año en Rio de Janeiro. Casi dos millones de personas llenan la playa y las calles de este peculiar barrio de Rio de Janeiro.

Time Square brilla ante el Nuevo Año


En Estados Unidos es tradición celebrar el Nuevo Año rodeado de luces, la celebración más reconocida mundialmente es la de Times Square, en Nueva York, donde a las 12 de la noche de cada Nochevieja una gran multitud se reúne para ver bajar una enorme bola de cristal sobre la plaza, iniciando una cuenta atrás que despide los últimos segundos del viejo año y saluda con júbilo al nuevo. En 2009, más de tres millones de personas asistieron a este evento. Como en la mayoría de los países occidentales, las discotecas de ciudades y pueblos abren sus puertas toda la noche.

Post a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
You don't have permission to register