Jordania · Oasis de Paz en Oriente Medio

Jamaica · País de Contrastes en el Caribe
06/07/2017
Madeira · Paraíso Atlántico
14/07/2017
Mostrar todo

Jordania · Oasis de Paz en Oriente Medio

El Reino hachemita de Jordania, sorprende al viajero por ser una nación moderna, dinámica, estable y totalmente segura. Desde las evocadoras y antiguas estepas de Wadi Rum hasta el bullicioso centro de Amán, y desde las majestuosas ruinas de antiguas civilizaciones hasta el esplendor atemporal del Mar Muerto, Jordania se revela como un destino único de lugares imponentes y misteriosos, alojamientos de alto nivel, exquisita gastronomía e incontables actividades para inspirar, motivar y rejuvenecer al visitante.

Fundado por el Rey Abdullah I tras la Primera Guerra Mundial, el Reino estuvo gobernado por su nieto, el Rey Hussein, durante 46 años hasta su muerte, en el año 1999, cuando su hijo, el Rey Abdullah II, asumió el trono. Jordania se ha desarrollado hasta convertirse en una nación moderna que ha disfrutado de paz, estabilidad y un crecimiento económico en las últimas décadas.
Las imágenes de la antigua ciudad nabatea de Petra, excavada en la piedra hace unos 2.000 años, han sido la imagen más famosa de Jordania durante mucho tiempo. Aunque Petra es una de las atracciones más impresionantes de Oriente Próximo, Jordania ofrece muchos más lugares para el turista de hoy en día. Como un puente bien cimentado entre el mar y el desierto que une el este con el oeste, el Reino hachemita de Jordania es una tierra de belleza cautivadora y contrastes. Desde el fértil y siempre cambiante valle del Jordán hasta los cañones del remoto desierto, inmenso e intemporal, los visitantes pueden explorar increíbles castillos en el desierto, observar la imponente belleza del desierto de Wadi Rum o bañarse en las relajantes aguas del Mar Rojo. Para los amantes de la aventura, se pueden dar paseos a caballo, hacer un safari en vehículos 4X4, escalada, descenso de cañones y senderismo. Para relajarse por completo, no hay nada comparable con el Mar Muerto y sus numerosos spas. El Reino Hachemita de Jordania es una tierra de belleza cautivadora y contrastes que recibe al visitante con una hospitalidad singular.

Petra · La Ciudad Oculta

Si bien su fama y su belleza se han visto reforzadas tras ser designada en 2007 como una de las Nuevas Maravillas del Mundo, Petra ya venía siendo denominada desde mucho antes como la octava maravilla del mundo antiguo. Cualidades no le faltan para ser el tesoro más preciado de Jordania y su atracción turística por excelencia.

Fue fundada hacia el siglo VI a.C. por el pueblo nabateo, una tribu nómada que se asentó en la zona y sentó los principios de un imperio comercial que llegaba hasta Siria. Impacta la enorme ciudad excavada en sus rocas, así como sus gigantescas montañas de piedra roja en los que permanecen labrados los inmensos mausoleos. Es impresionante, también, el peso que tuvo el lugar hace siglos, cuando se convirtió en una ciudad de paso que unía las rutas de la seda, las de las especias y otras que conectaban a China, la India y el sur de Arabia con Egipto, Siria, Grecia y Roma.
La entrada a la ciudad se realiza a través del Siq, un estrecho cañón de un kilómetro de longitud (se puede recorrer a caballo o en carruaje) y que alcanza en algunos puntos los ochenta metros de altura. Con colores y formaciones de las rocas deslumbrantes, recorrerlo es una experiencia impactante, sólo superada por la impresión de ver por primera vez la fachada de El Tesoro (Al-Khazneh), al final del camino. La ruta fue inmortalizada en la mítica saga de Indiana Jones, en la película “La última cruzada”.

Amán · Puerta de Entrada

Extendida a lo largo de diecinueve colinas o “jebels”, Amán, capital de Jordania, se encuentra situada estratégicamente en un área de colinas. Entre el desierto y el fértil valle del Jordán, se trata de una ciudad fascinante llena de contrastes, que mezcla, además, lo antiguo con lo moderno de una manera única. Actualmente, cuenta con una población cercana al millón y medio de habitantes y es denominada con frecuencia la ciudad blanca por su gran cantidad de casas de piedra de pequeño tamaño. Durante la Edad del Hierro, la capital era conocida como Rabbath-Ammon, y fue más adelante cuando pasó a ser denominada Filadelfia, la cuidad antigua que una vez perteneció a la Decápolis.
La zona comercial, situada en el centro de la ciudad, destaca por su cosmopolitismo, gracias a sus edificios ultramodernos, hoteles, galerías de arte, flamantes restaurantes y boutiques con cafeterías tradicionales y talleres de artesanía. No obstante, y a pesar de este ambiente urbanita, la ciudad se encuentra plagada de rincones con evidencias del pasado y muy especialmente en el centro, mucho más antiguo y tradicional. En el casco antiguo, el visitante podrá encontrar negocios más pequeños, que producen y venden desde elaboradas piezas de oro y plata, hasta artículos para el hogar de uso diario.

Jerash · Un pedazo de Roma en Jordania

La antigua ciudad de Jerash, situada sobre una planicie rodeada de empinadas zonas boscosas y fértiles cuencas, es la principal rival de Petra en la lista de destinos preferidos de Jordania. Conquistada por el General Pompeyo en el año 63 aC, cayó bajo dominio romano para erigirse como una de las diez grandes ciudades romanas: la Decápolis. Con más de 6.500 años de antigüedad, siempre ha sido hogar de diversas civilizaciones, aunque la época dorada de la ciudad tuvo lugar en pleno dominio romano, durante el cual se conocía como Gerasa. No en vano, hoy en día es considerada como una de las ciudades romanas mejor conservadas de todo el mundo.

Tras setenta años de excavaciones y trabajos de restauración, Jerash se muestra como un perfecto ejemplo de gran urbanismo formal romano de provincias, que se puede admirar en todo Oriente Próximo: pavimentos y calles franqueadas por columnas, templos en las cumbres de las montañas, impresionantes teatros, plazas públicas espaciosas, baños, fuentes y ciudades amuralladas atravesadas por torres y columnas. La ciudad moderna de Jerash se encuentra al este de las ruinas. A pesar de la separación entre la antigua y la nueva ciudad por un muro, la cuidadosa conservación y planificación de la urbe han hecho posible que se desarrolle por sí misma fuera de las ruinas, respetando escrupulosamente los emplazamientos antiguos.

Mar Muerto · El punto más bajo de la Tierra

El Mar Muerto es un lago endorreico salado situado a 416,5 m bajo el nivel del mar entre Israel, Jordania y los Territorios Palestinos y ocupa la parte más profunda de una depresión tectónica atravesada por el río Jordán. Tiene unos 76 km de largo y un ancho máximo de unos 16 km; su superficie es aproximadamente de 625 km². Único en el mundo por sus características, recibe del río Jordán, de otras fuentes menores y de la escasa precipitación que se produce sobre el lago. Su nivel es el resultado del balance entre estos aportes y la evaporación.

De esta manera, el Mar Muerto supone el punto más bajo sobre la faz de la tierra. Flanqueado al este por montañas y al oeste por las colinas de Jerusalén, su orografía le otorga una belleza casi de otro mundo. Aunque la zona no está muy poblada y se mantiene en relativa calma, se cree que fue cuna de cinco ciudades bíblicas: Sodoma, Gomorra, Adama, Seboim y Segor.

Sus saladas y cálidas aguas suponen la atracción principal del Mar Muerto. Con diez veces más de sal que el resto de los mares del planeta, son ricas en sales clorhídricas como el magnesio, sodio, potasio y bromo, entre otros minerales. Con estas propiedades, investigaciones científicas han demostrado que la combinación del agua del Mar Muerto y del rico lodo negro que se halla a lo largo de la costa tiene importantes efectos saludables: mejora la circulación, mitiga las molestias de la artritis, cura alergias y revitaliza la piel.

Su riqueza mineral y su templada temperatura, además de su increíble facilidad para hacer flotar a todo el que sumerge en ellas, han despertado la atracción de muchos visitantes desde tiempos remotos, incluyendo al rey Herodes y la bella reina egipcia Cleopatra. Todos ellos se han deleitado con el lodo negro y estimulante del Mar Muerto y han flotado fácilmente sobre sus aguas, mientras miraban al cielo y se empapaban de sus saludables minerales, a la vez que se calentaban con los ligeros rayos del sol jordano.

Wadi Rum · La Magia del Desierto

Wadi Rum, también conocido como el Valle de la Luna, es un valle desértico situado a gran altitud (en torno a 1.600 m) en medio de una región montañosa formada por granito y arenisca en el sur de Jordania, 60 km al este-nordeste de Aqaba. Adentrarse en Wadi Rum es sinónimo de disfrutar de la tranquilidad de los espacios vacíos y sin límites, de explorar los cañones y los depósitos de agua y de descubrir los dibujos de las piedras que datan de 4.000 años atrás, además de otros espectaculares tesoros que posee este impresionante desierto.

Wadi Rum ha estado habitado desde la prehistoria por diversas culturas, entre las que se encuentran los nabateos, cuya impronta se puede encontrar en los petroglifos. Desde 2007, habitan el desierto varias tribus de beduinos que todavía mantienen su estilo de vida semi nómada. Los beduinos se caracterizan por su gran hospitalidad y acogen al visitante con alegría, invitándole a menudo a tomar un café o a comer. A su vez, se encargan de organizar eco-turismo de aventura para los visitantes que quieran vivir una experiencia diferente a la tradicional.

Aqaba · Orillas del Mar Rojo

El Mar Rojo de Jordania, además de ser un lugar encantador para los visitantes exigentes, supone una base ideal desde la cual explorar los distintos lugares de interés del sur del país.

Aqaba es sinónimo de diversión. Se trata de un microcosmos que comprende todas las maravillas que ofrece Jordania. Así, esconde una historia fascinante, con enclaves sobresalientes, hoteles y actividades de primera categoría, instalaciones impecables para acoger al visitante, y múltiples posibilidades para realizar compras; por no mencionar la gran amabilidad y hospitalidad de sus gentes. Es conocida por sus sobresalientes balnearios y hoteles de lujo, donde se alojan los turistas que acuden para divertirse en sus playas y disfrutar de deportes acuáticos, como el windsurfing y el buceo. A su vez, la ciudad ofrece otras actividades que aprovechan su ubicación en el desierto. Asimismo, otro lugar muy popular al que acudir es el baño turco (Hammam), al cual los vecinos y visitantes acuden para relajarse.

Desde hace más de 5.500 años, Aqaba ha desempeñado un importante papel en la economía de la región. Fue punto de unión para las rutas de tierra y mar desde Asia, África y Europa, papel que, aún hoy en día, desempeña. Debido a esta función primordial, existen muchos lugares históricos por explorar en la zona, incluyendo la que se cree que es la iglesia construida más antigua del mundo.

Mandaba · La Ciudad de los Mosaicos

A tan sólo 30 kilómetros de Amán, y por una carretera de 5.000 años de antigüedad conocida como el Camino de los Reyes, se encuentra uno de los lugares más memorables de Tierra Santa. Tras atravesar una serie de lugares históricos, la primera ciudad a la que llega el visitante es Madaba. Conocida, sobre todo, por sus espectaculares mosaicos bizantinos y omeyas, Madaba esconde el conocido mapa de mosaico de Jerusalén y Tierra Santa, del siglo VI.

Dicho mosaico, formado por dos millones de teselas de piedra local de vivos colores, representa colinas, valles y pueblos y ciudades que se pueden encontrar hasta el delta del Nilo. Este mapa de mosaico cubre todo el suelo de la iglesia ortodoxa griega de San Jorge, situada al noroeste del centro de la ciudad. Dicha iglesia se erigió en 1896 sobre los restos de una iglesia bizantina anterior del siglo VI DC.

El panel de mosaico que enmarca el mapa medía originalmente 15,6 m X 6 m, unos 94 m2 aunque hoy día sólo se conserva una cuarta parte del mosaico original. Otras obras maestras del mosaico emplazadas en la iglesia de la Virgen y los Apóstoles y en el Museo Arqueológico, muestran una gran profusión de flores y plantas. A su vez, sus teselas representan aves y peces, animales y bestias exóticas, siempre sin olvidar las escenas mitológicas y las escenas de caza, pesca y agricultura de la vida diaria.

Si deseas realizar una reserva online para viajar a cualquiera de estos increíbles lugares de Jordania y beneficiarte de descuentos exclusivos
solo para nuestros clientes , haz click a través del siguiente link:

¡Organiza tu ruta con WBT!

O bien si deseas que World Business Travel te organice una ruta personalizada a tu gusto, contacta con nosotros:

World Business Travel
C/ San Josep, 6
08291 Ripollet Tel: 93 586 35 80
Email WBT

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies