TOP
Islas Azores · Paraíso verde

São Miguel, conocida como “La Isla Verde”, es la más grande y la más poblada isla del archipiélago y alberga la presidencia de la Región Autónoma de las Azores. Tiene una área de 744.7 km2 y 137.699 habitantes (datos del 2011), de los cuales unos 50.000 habitan en la ciudad más grande del archipiélago, Ponta Delgada.

La diversidad paisajística de São Miguel proporciona a los visitantes un agradable despertar, con hermosos lagos (Sete Cidades, Lagoa do Fogo), playas de arena, colinas, llanuras verdes y un océano azul a cuyo encanto resulta imposible escapar. São Miguel es también la isla de las Azores que más diversidad tiene para ofrecer. La cosmopolita ciudad de Ponta Delgada ofrece al visitante una mezcla de la vida contemporánea y sabor histórico. Los monumentos de São Miguel, a la vez que su arquitectura de finales del XIX, parques y calles adoquinadas se entrelazan con un moderno puerto deportivo, buenos restaurantes, tiendas, bares, clubes nocturnos y cafés frente al océano.

São Miguel es también conocida por el galardonado Terra Nostra Park, maravillosos campos de golf, lagos, spas y termas, playas, la tierra, la arquitectura centenaria, majestuoso paisaje, y sobre todo, su gente. Es diferente a cualquier otro destino del mundo. Un destino al que siempre querrás volver. Las actividades en São Miguel incluyen el avistamiento de ballenas, nadar con delfines, senderismo y trekking, buceo, pesca, safaris en jeep, observación de aves, navegación, golf, geoturismo y muchas otras actividades al aire libre y de interiores.

Santa Maria · La Isla del Sol

Santa Maria es considerada la isla del sol. Este apodo se debe al hecho de estar ubicada un poco más al sur y al este que las demás islas del archipiélago, recibiendo por ello un poco más de sol y unas temperaturas ligeramente superiores; las estadísticas lo confirman. Además, en la zona del aeropuerto podemos encontrar ovejas en sus alrededores y el área es más plana y seca.

Esto cambia rápidamente al acercarnos al Pico Alto, su cumbre más elevada, con 587 metros. En este punto volvemos a encontrar el típico bosque verde que caracteriza a las Azores. Su mitad este viene acompañada de idílicos, pintorescos, tranquilos y verdes paisajes de pastos, salpicados aquí y allá por sus tradicionales casas blancas, tanto aisladas como unidas en pequeños poblados. En nuestro recorrido por la isla pasamos por zonas en las que es imposible encontrar construcciones de ningún tipo o, quizá, tan sólo uno que otro refugio de basalto olvidado en un rincón.

São Miguel · La isla verde

São Miguel, conocida como “La Isla Verde”, es la más grande y la más poblada isla del archipiélago y alberga la presidencia de la Región Autónoma de las Azores. Tiene una área de 744.7 km2 y 137.699 habitantes (datos del 2011), de los cuales unos 50.000 habitan en la ciudad más grande del archipiélago, Ponta Delgada.

La diversidad paisajística de São Miguel proporciona a los visitantes un agradable despertar, con hermosos lagos (Sete Cidades, Lagoa do Fogo), playas de arena, colinas, llanuras verdes y un océano azul a cuyo encanto resulta imposible escapar. São Miguel es también la isla de las Azores que más diversidad tiene para ofrecer. La cosmopolita ciudad de Ponta Delgada ofrece al visitante una mezcla de la vida contemporánea y sabor histórico. Los monumentos de São Miguel, a la vez que su arquitectura de finales del XIX, parques y calles adoquinadas se entrelazan con un moderno puerto deportivo, buenos restaurantes, tiendas, bares, clubes nocturnos y cafés frente al océano.

São Miguel es también conocida por el galardonado Terra Nostra Park, maravillosos campos de golf, lagos, spas y termas, playas, la tierra, la arquitectura centenaria, majestuoso paisaje, y sobre todo, su gente. Es diferente a cualquier otro destino del mundo. Un destino al que siempre querrás volver. Las actividades en São Miguel incluyen el avistamiento de ballenas, nadar con delfines, senderismo y trekking, buceo, pesca, safaris en jeep, observación de aves, navegación, golf, geoturismo y muchas otras actividades al aire libre y de interiores.

Terceira · La Isla Festiva

Terceira, “la isla lila”, debe su nombre al hecho de haber sido la tercera isla descubierta por los navegadores portugueses. Localizada a 150 km de la isla de São Miguel, su aeropuerto de Lajes, sirve tanto intereses civiles como militares, albergando también una importante base de las Fuerzas Aéreas Estadounidenses. Terceira es la segunda isla más poblada de las Azores con 56.062 habitantes y la tercera de más superficie, después de São Miguel y de Pico.

Tras un violento terremoto en 1980, y la posterior reconstrucción de la ciudad, una gran parte del casco histórico de Angra do Heroísmo fue clasificado como de “interés público” y considerado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1983. Esta ciudad cuenta también con una de las mejores bibliotecas y archivos históricos de Portugal, así como con importantes colecciones de arte privadas. “Os Paços do Concelho” (ayuntamiento) en la ciudad de Angra do Heroísmo es una imponente construcción del siglo XIX, es un ejemplo importante de la riqueza patrimonial arquitectónica de la isla.

La red de calles de la ciudad que es ya de por sí un monumento; las capillas que atestiguan la popular devoción al Espíritu Santo; las murallas de un castillo que fueron en otros tiempos una prisión real; la omnipresencia de la historia; las suaves ondulaciones de sus verdes campos: son marcas del colorido prisma que es la isla Terceira.

Graciosa · La Isla Blanca

Es de opinión general que Graciosa es una de las islas más relajadas del archipiélago y, seguramente, un lugar ideal para escapar al bullicio de las grandes ciudades y de la rutina y dejarse llevar por su tranquilidad y por la amabilidad de sus gentes, unos 4.300 habitantes.

Habiendo sufrido muy pocos cambios en el último medio siglo, es una isla de una forma ovalada y una de las menos húmedas del archipiélago. Su punto más elevado es la Caldeira, con unos 400 metros. Como resultado, sus pueblos están distribuidos prácticamente de una forma uniforme por el territorio, no sólo alrededor de la costa. El ritmo es lento y todavía hoy es posible observar como algunos de sus habitantes viajan montados en burros por la carretera. Las principales actividades de la isla son el buceo, el geoturismo y el turismo de spa.

El paisaje es pintoresco, un idilio de los pastos y campos, pequeños grupos de casas blancas encaladas alrededor de iglesias de los pueblos, molinos de viento ocasionales con sus cúpulas rojas en forma de cebolla -antaño totalizaban 20- y todo ello rodeado por un mar azul brillante. Tal como el vino especial, es una isla para disfrutar lentamente. También es, tal vez, una ventana a lo que podría ser el mundo si tuviera muchos menos habitantes.

São Jorge · La Isla de las Fãjas

São Jorge es una isla estrecha, con una cresta en el centro y varias características únicas tales como las “fajãs”, pequeñas llanuras que se extienden hacia el mar, formadas por deslizamientos de tierra y lava y a las que a menudo sólo se puede acceder a través de senderos que atraviesan un paisaje encantador.

También es conocida en todo el mundo por su único y famoso queso, que puede llegar a pesar 12 kilos, los edredones de doble ganchillo hechos en un telar de madera, sus almejas de la laguna de la Reserva Natural de la Caldeira de Santo Cristo,…La isla de São Jorge cuenta con una línea de costa accidentada de forma oblonga. Una cadena montañosa forma la espina dorsal de la isla y su pico más alto, el Pico da Esperança, de 1053 m, ofrece excelentes vistas de las otras islas del Grupo Central. Forma uno de los vértices de las llamadas “islas del triángulo”, junto con Faial y Pico.

São Jorge cuenta con 2 municipios, Calheta y Velas. En Vila das Velas, el Portão de Mar da la bienvenida a los viajeros de los barcos que atracan en el puerto, y los dirige hacia la plaza central de la ciudad, donde se puede visitar la Iglesia de São Jorge, con el contiguo Museo de Arte Sacra y el Ayuntamiento.

Pico · La Isla Montañosa

También llamada “la isla montañosa”, Pico constituye uno de los puntos de las llamadas “islas del triángulo”, siendo la más meridional del grupo central del archipiélago, a 6 km de Faial. En el otro lado del canal encontramos la isla de Pico y su majestuosa montaña en cuyo interior se conservan largas cuevas volcánicas.

En sus campos de lava hay una celosía de paredes entre las que se plantan viñedos, que producen el famoso vino Verdelho que se pueden degustar en las bodegas. El Paisaje Vitícola de la isla del Pico es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO desde 2004. Otro de sus puntos álgidos son las magníficas vistas sobre las islas de São Jorge y Faial, así como el avistamiento de ballenas. Todo esto hace de esta isla un entorno único por su equilibrio casi perfecto entre la tierra agreste y una aptitud para la supervivencia que dio origen a una cultura única.

La caza de ballenas es, hoy día, cosa del pasado, y dio paso a un movimiento de estudio de tratamiento y observación de ballenas, delfines y otros mamíferos marinos. Por otro lado, las erupciones volcánicas terminaran hace 300 años y Pico es considerado actualmente un volcán inactivo, añadiendo mística a la isla, y actuando como un imán para los científicos.

El paisaje de la isla de Pico es una mezcla sublime de roca de lava y la vegetación exótica en un escenario siempre cambiante que envuelve esta isla escasamente poblada. Pico es también la isla ideal para caminadas (hay que destacar la subida al Pico), nadar, pescar, montar en bici… La espeleología es también uno de los pasatiempos favoritos en Pico.

Faial · Azúl y Cosmopolita

Faial es una de las paradas obligatorias en cualquier visita al grupo central, con su volcán Capelinhos, su magnífica Caldera cubierta con varios tonos de verde, sus pastos rodeados de hortensias y sus tranquilas playas. La ciudad de Horta, un anfiteatro en la bahía, merece una atención especial, y es aquí donde se encuentra el puerto deportivo más conocidopara los navegantes de todo el mundo, así como una vista imponente de la montaña de Pico. Mientras estés en la isla, no dejes de hacer una excursión para avistar ballenas.

En el siglo XVIII el desarrollo de la caza de la ballena atrajo a las flotas balleneras a Horta. En el siglo XIX, Horta se había convertido en un puerto marítimo importante y un punto de parada para un gran número de yates que cruzaban el Atlántico. En 1957 una gran erupción volcánica de “Ilhéus dos Capelinhos”, a 1 km de la costa, proyectó grandes cantidades de lava y ceniza que formaron un islote que más tarde se conectó a la isla de Faial por un istmo.

El círculo verde de un cono volcánico en la parte superior de una colina; casas blancas de pueblos reflejados en el océano; los mástiles de los veleros que navegan por todo el mundo; las paredes ocres de una fortaleza que ha sido testigo de innumerables batallas navales; las vistas inolvidables de la salida del sol con la isla de Pico en segundo plano; las hortensias destacándose en el paisaje; la elaboración de las casas y caminos: por todo esto Faial fue bautizado como la “isla azul”.

Flores · La Isla Florida

Alejada en el medio del Atlántico, Flores es una isla de espectacular belleza natural y bien vale la pena el esfuerzo de llegar. Julio y agosto son los meses de mayor afluencia de turistas, junio y septiembre tienen movimiento, y entonces el turismo se desvanece. Si buscas un remanso de paz, ven en invierno y no encontrarás a otros visitantes. Podrás disfrutar de su luz, de los efectos de las nubes, del arco iris, de las tormentas, de un sol brillante: todo condiciones maravillosas para la fotografía -en el invierno hay una tremenda claridad- y para simplemente escapar de las multitudes.

Si has invertido dinero y tiempo de viaje para llegar a Flores, quédate por lo menos tres noches, incluso si no piensas hacer caminadas. Si deseas visitar la cerca Corvo, entonces resérvate un día extra. Lo ideal sería pasar una semana entera. En invierno, es una auténtica tentación alquilar una vieja casa restaurada con estufa a leña, llevar un buen cargamento de libros y música y huir del mundo durante uno o tres meses.

Corvo · Patrimonio Natural Protegido

Corvo, con su origen volcánico y con tan sólo 17.1km2, es, con diferencia, la isla más remota del archipiélago y seguramente uno de los lugares más aislados de toda Europa. Este antiguo remanente volcánico está rodeado de un océano a menudo cruel y salvaje, e inaccesible durante siglos. Es la pequeña joya difícil de alcanzar en el vértice de la corona Azores.

El número de visitantes de un día que vienen de la vecina isla de Flores y que hacen la travesía en barco en verano va en aumento. Pero si eres un auténtico viajero decídete a conseguir una de las habitaciones de un pequeño hostal. En 2009, la UNESCO declaró la isla como Reserva de la Biosfera, que abarca toda la superficie de tierra sobre el nivel del mar y una zona marina circundante que totalizan 25.853 hectáreas. Los paisajes y el valor biológico son de importancia regional, nacional e internacional, y están debidamente protegidos.


Si deseas realizar una reserva online para disfrutar de estos increíbles lugares de las Islas Azores y beneficiarte de descuentos exclusivos 
solo para nuestros clientes , haz click a través del siguiente link:

¡Organiza tu ruta con WBT!

O bien si deseas que World Business Travel te organice una ruta personalizada a tu gusto, contacta con nosotros:

World Business Travel 
C/ San Josep, 6
08291 Ripollet Tel: 93 586 35 80
Email WBT

Post a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
You don't have permission to register